Alertaron a SCT de fallos en el Paso Express, pero ignoró las advertencias - anonopshispano


Alertaron a SCT de fallos en el Paso Express, pero ignoró las advertencias


Las empresas explicaron en un comunicado conjunto, confirmado circunstancialmente, que sí se alertó a la dependencia, pero esta se negó a atender estos llamados



A pesar de graves irregularidades, la constructora Aldesa no fue sancionada. FOTO: Archivo / Aldesa

A pesar de graves irregularidades, la constructora Aldesa no fue sancionada. FOTO: Archivo / Aldesa

 

México, 31 de julio 2017 (anonopshispano.com).- A casi un mes de que un socavón ocasionado por la deficiente calidad de los materiales usados para construir el Paso Express en Cuernavaca, Morelos, ocasionara la muerte de dos personas que nada tenían qué ver en el asunto, el régimen de Peña y las empresas constructoras siguen “echándose la bolita”, aunque la SCT se ha reservado de defenderse de las acusaciones de omisión por parte de las constructoras.

 

Las empresas encargadas de construir la obra, Aldesa y Epccor, ahora se deslindan de la fatídica obra, aduciendo que los trabajos para los que fueron contratados cubrían únicamente la ejecución de la obra, pero no el diseño del proyecto. Según estas empresas, ellos se limitaron a ejecutar el trabajo que se les pidió, con las especificaciones y materiales que se les pidió, de acuerdo con la normativa, explicaron en un comunicado conjunto emitido el viernes, reseñado por “El Universal“.

 

Las empresas agregan que utilizaron “ingenieros calificados”, con “amplia experiencia” en la ejecución de obras complejas de infraestructura pública y privada, por lo que confían plenamente en que se confirme que no tuvieron nada qué ver en el percance durante las investigaciones que se realizan. Lo que no explican es cómo, si usaron tan calificados ingenieros, es que estos no se dieran cuenta de las graves fallas estructurales del proyecto.

RELACIONADO:  "Nosotros no podemos hacerlo todo", afirma Chong sobre la inseguridad en México

 

La SCT no ha refutado estas afirmaciones, pues de acuerdo con el Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Morelos, no ha entregado los proyectos ejecutivos de la obra original ni de las modificaciones que se realizarán para subsanar el siniestro, por lo que una comisión del Colegio realizó peritajes en el área para establecer un dictamen sobre las causas del accidente, y que se entregará el próximo 3 de agosto.

 

De acuerdo con Reforma, la SCT fue informada de que la zona tenía riesgo de desbordamiento de aguas por drenaje a la altura del kilómetro 93 (el accidente fue en el kilómetro 93 + 800), por lo menos desde el 29 de septiembre de 2016, cuando se le propuso realizar un reforzamiento del conducto del drenaje que pasaba por detrás de la zona. Sin embargo, la dependencia se negó a implementarlo porque habría que detener la circulación de automóviles por varios días en un carril e incrementaría el presupuesto asignado.

 

Esta propuesta fue secundaria a otra que ofrecía reforzar de manera integral, pero que hubiera requerido el cierre pro varios días, a lo que Josúe Robles Rodríguez, entonces director de SCT Morelos, se negó. También se negó a responder a otro oficio de los vecinos que pedía ampliar la alcantarilla de la barranca por el riesgo de inundaciones y deslaves.

 

Staff