Mancera sigue montado en su macho: "No hay cárteles en la CDMX" - anonopshispano


Mancera sigue montado en su macho: “No hay cárteles en la CDMX”


Su línea discursiva, desde inicios de su administración, ha sido la misma



"No hay cárteles en la CDMX": Mancera. FOTO: Especial

“No hay cárteles en la CDMX”: Mancera. FOTO: Especial

 

México, 21 de julio 2017 (anonopshispano.com).- Miguel Ángel Mancera, ya considerado por muchos como el peor gobernante que haya jamás tenido la Ciudad de México, ha visto derrumbarse su discurso en pocas horas. Después de que un operativo de enormes dimensiones terminara con un saldo de 8 personas muertas y unas 35 detenidas, durante el intento de detención de “El Ojos”, su discurso triunfalista de que “no hay cárteles en la CDMX”, que ha esbozado desde el caso del “Bar Heaven”, se vino abajo como fichas de dominó.

 

Aunque las actividades del denominado “Cártel de Tláhuac” estaban ya bien documentadas desde hace varios meses, tanto en páginas de denuncia como en portales bien establecidos, Mancera dijo que se trataba de “narcomenudistas”, pero siempre negó enfáticamente que se tratara de cárteles como los que operan en el resto de México.

 

Durante todo el tiempo del operativo y hasta muchas horas después, Mancera, prolífico y hasta atosigante tuitero, se mantuvo en silencio. Su último tuit, hasta el mediodía de este viernes, era un retuit relativo a una alerta meteorológica en, curiosamente, la zona de Tláhuac, a pesar de estar siempre activo en las redes sociales, hasta el punto de la sobreexposición. La última vez que se vio a Mancera en público antes de los hechos fue el miércoles,  cuando en Chihuahua apareció “sonriente”, dice la revista Proceso, en la cabalgata villista de cada año. Aprovechó también para donar cinco patrullas usadas al municipio de Hidalgo del Parral. Las patrullas, modelo 2014, ya no servían para la ciudad, dijo, por “las distancias que deben recorrer”.

RELACIONADO:  Detectan en México a Pegasus, poderoso "supermalware" espía para iOS y Android

 

Ya por la tarde, desatado el infierno, con balaceras, narcobloqueos, incendios de camiones y la psicosis en Tláhuac, Mancera habló para el diario oficialista “El Universal” y dijo, parcamente, que el grupo delictivo de “El Ojos” estaba bajo investigación por ejecuciones y delitos. No obstante, reiteró que no se trata de un cártel, sino de “un grupo de narcomenudistas”.

 

Este viernes por la mañana, en entrevista radiofónica para “Radio Fórmula”, otra cadena oficialista, Mancera recalcó que “Es una organización, es un grupo grande de narcomenudeo, no del tamaño de un cártel (…) Si estuviéramos hablando de cárteles tendríamos una operatividad federal”, olvidando que el grupo de los Beltrán Leyva, al que se supone afiliado el de Tláhuac, siempre ha operado con base en células, similares a las franquicias.

 

En septiembre, se especula, Mancera, quien recientemente prescindió de los servicios de su procurador, Rodolfo Ríos Garza, pedirá licencia al cargo para buscar la candidatura presidencial hacia 2018. Evidentemente, tiene muy pocas oportunidades de obtener algún triunfo, pues es casi desconocido fuera de la Ciudad de México. Pero, por lo visto, Mancera vive en un mundo rosa, con yoga, ecobicis, metrobuses e inmobiliarias felices, que poco tiene qué ver con el mundo real, el de la violencia, el de los cárteles, elde la delincuencia desatada y los periodistas asesinados.

 

El despertar será duro.

 

Staff