"Nunca he dado ni aceptado un solo soborno": Silvano Aureoles - anonopshispano


“Nunca he dado ni aceptado un solo soborno”: Silvano Aureoles


A pesar de ser parte integral del Pacto por México, Aureoles negó haber incurrido en actos de corrupción



Silvano Aureoles, uno de los principales promotores del "Pacto por México". FOTO: Especial

Silvano Aureoles, uno de los principales promotores del “Pacto por México”. FOTO: Especial

 

Morelia, Michoacán, 18 de julio 2017 (anonopshispano.com).- A pesar de haber formado parte integral de la infame LXII legislatura del congreso mexicano, que, entre otras cosas, aprobó prácticamente sin discusión el grueso de las perniciosas reformas del “Pacto por México” a cambio de jugosos bonos anuales y de fin de sexenio otorgados por el régimen de Peña, el gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles, aseguró que “nunca ha recibido ni dado un soborno”.

 

Así lo aseguró ante funcionarios del gobierno de Michoacán, al presentar el sistema estatal anticorrupción. Aureoles se dijo “apto” para fijar una postura en el tema y ser una “autoridad” en la materia de manera “contudente” y “firme”, ya que, dijo, él no ha formado parte del entramado de corrupción, y parte integral de ello es que jamás, durante su carrera política, ha recurrido a la práctica del soborno, ni dándolo ni recibiéndolo, informó “Primera Plana“.

 

Según palabras del gobernador, Michoacán requiere de instrumentos necesarios para hacer frente a la corrupción, pues esta afecta las estructuras políticas, económicas y sociales de la ciudadanía.

 

Lo que Silvano Aureoles parece no recordar es que formó parte de la LXII legislatura federal, conocida por ser una de las más corruptas de todos los tiempos en México. Esta legislatura, que funcionó del 2012 al 2015 aprobó, prácticamente sin discusiones, todas y cada una de las reformas enviadas por Enrique Peña Nieto dentro del “Pacto por México”, del que Aureoles fue uno de los principales promotores.

RELACIONADO:  Moreira es acusado en España de nexos con Los Zetas; este viernes deberá declarar ante el juez

 

Cada año, los diputados de esta legislatura recibieron millonarias bolsas de fin de año, por el orden de 500 millones de pesos, además de otros 500 millones por “desempeño”, al considerarse una de las legislaturas más “productivas” de la historia. Además, pidieron un estimado de 193 millones para renovar las oficinas en San Lázaro, 125 millones anuales por “subvención especial” en 2015, 200 millones por concepto de organización de eventos y arreglos varios, 47 millones en comunicación social, 25 millones en alquileres, 14 millones en telefonía, y diversos gastos que, posiblemente, hayan hecho a esa legislatura la más costosa de todos los tiempos, incluyendo un jugoso bono final de mil millones de pesos. Se estima que, contando todos los gastos, esa legislatura costó unos 8 mil 821 millones de pesos al erario

.

 

Aureoles, en lo particular, también fue acusado por el mismísimo PRI de haber realizado cuantiosas licitaciones durante su gestión como diputado, con millonarias partidas de hasta 5 mil millones de pesos destinadas a licitaciones a empresas cercanas a él. Las acusaciones fueron tan graves, que incluso el FBI intervino para investigar, pues se usaron empresas avecindadas en los Estados Unidos y cuentas bancarias en ese país a nombre de su hermano Antonio.

 

Staff