Comprobado: PGR, Cisen y Sedena gastaron al menos 760 millones de pesos en "Pegasus" - anonopshispano


Comprobado: PGR, Cisen y Sedena gastaron al menos 760 millones de pesos en “Pegasus”


Ante la mala publicidad, dueños de NSO Group cambiaron el nombre de la empresa y analizan venderla



PGR, Cisen, Sedena: Espionaje de lujo. FOTO: Especial

PGR, Cisen, Sedena: Espionaje de lujo. FOTO: Especial

 

México, 11 de julio 2017 (anonopshispano.com).- 489 millones de pesos. Esa fue la cantidad de dinero público que la PGR, Sedena y el Cisen pagaron entre 2014 y 2016 para utilizar una versión ampliada del software de espionaje “Pegasus” al máximo de su capacidad de ataque, con fines poco claros y que involucraron a activistas, periodistas y defensores de derechos humanos, sin que hasta el momento se haya demostrado un solo caso en el que se haya usado para espiar a delincuentes. Esto, además de los 15 millones de dólares que cuesta simplemente adquirirlo. Es decir, casi 760 millones de pesos de dinero aportado por los contribuyentes.

 

Así lo reveló una investigación de Aristegui Noticias, que vino a confirmar lo que ya se había revelado en correos de WikiLeaks: las enormes cantidades de dinero que el régimen de Peña destinó al espionaje. El portal reveló la existencia de cuatro facturas que demuestran que se le pagó la exorbitante suma a Proyectos y Diseños VME, empresa pantalla de la israelí NSO Group, a cargo de una tal “Lissette Ordaz”, para adquirir no 500 “blancos”, como se pensaba, sino mil 250, la inmensa mayoría aún desconocidos. Las asignaciones fueron directas, sin ninguna licitación; sin embargo, existen en registros públicos, con excepción de lo gastado por la marina, cuyo monto es desconocido.

El edificio matriz de VME, bajo el nombre de su supuesta matriz KBH. FOTO: Google Maps

El edificio matriz de VME, bajo el nombre de su supuesta matriz KBH. FOTO: Google Maps

 

La historia comienza en 2014, cuando, ya adquirido “Pegasus” versión 2.17, a un costo presuntamente de 15 millones de dólares, la PGR compró la versión actualizada del programa malicioso (2.18) por 145 millones más. Posteriormente, en 2016, nuevamente actualizó, a un costo de 344 millones 525 mil pesos, para adquirir el millar de blancos, así como mantenimiento y actualización, de acuerdo con facturas reveladas por el medio, cada una con la cantidad señalada y a nombre de la Secretaría de Gobernación, pero con la dirección del Cisen.

RELACIONADO:  "Nuevo modelo educativo" disminuye el estudio de la historia de México
Una de las facturas reveladas por "Aristegui Noticias". FOTO: Aristegui Noticias

Una de las facturas reveladas por “Aristegui Noticias”. FOTO: Aristegui Noticias

 

Otra factura, emitida en septiembre de 2016, y que dice cubrir de 1 de enero al 31 de agosto de ese año, es de 1 millón 113 mil 600 dólares y está a nombre de Sedena. Inclusive, el emisor tuvo que corregirla, por datos erróneos y se encuentran bajo el rubro “servicio de monitoreo remoto de información”. Este servicio, se desprende de las facturas, debe ser actualizado de tanto en tanto para añadir vulnerabilidades y controladores, por lo que para ese mes, la versión era ya la 2.24, a otros 113 millones de pesos, en dos pagos.

 

La empresa beneficiaria, supuestamente sita en la avenida Ejército Nacional 598, en Polanco, Ciudad de México, no es más que una filial de NSO Group, afincada en Israel y valuada en 1000 millones de dólares, a la que se hicieron llegar los fondos por transferencias de casas de bolsa, por intermedio de KBH, quien funge oficialmente como la matriz de VME y otra empresa denominada “Mecale”.

 


 

Investigaciones de Citizen Lab han puesto de relieve que, ante la mala publicidad internacional generada por el escándalo del régimen mexicano, NSO Group ha cambiado su marca a Q Cyber Technologies, y su mayor accionista, Francisco Partners, analiza venderla, luego de que The New York Times destapara que vendió software espía al régimen mexicano sin asegurarse de que se usara con fines de combate al crimen y se haya usado, como ha quedado de manifiesto, para espiar a ciudadanos comunes.

 

Staff