Renuncia Norberto Rivera al arzobispado; lo acusan ante la PGR de encubrir pederastas - anonopshispano


Renuncia Norberto Rivera al arzobispado; lo acusan ante la PGR de encubrir pederastas


Aunque su renuncia por motivos de edad se esperaba el día 6; se adelantó y presentó la renuncia; el proceso puede durar meses, o años



Norberto Rivera, arzobispo primado de México. FOTO: Archivo

Norberto Rivera, arzobispo primado de México. FOTO: Archivo

 

México, 2 de junio 2017 (anonopshispano.com.- Fuentes del episcopado mexicano confirmaron este viernes que el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México de la iglesia católica, presentó su renuncia al cargo, tal como lo establece el derecho canónico, al llegar a los 75 años de edad, que cumplirá el próximo domingo. Al mismo tiempo, fue denunciado ante la PGR por presuntamente encubrir a pederastas.

 

Aunque Rivera había anunciado que presentaría su dimisión hasta el 6 de junio, decidió adelantarse y fue este viernes cuando envió el escrito, que ya se hizo llegar a la oficina de Francisco I, presuntamente por él mismo, ya que en este momento se encuentra en Roma, de acuerdo con «El Universal«. El vocero Hugo Valdemar dijo que el derecho canónico establece esta obligación, pero que no surte efectos de inmediato, pues el papa debe nombrar a un remplazo, proceso que puede tomar meses e incluso años, debido a que se efectúa a discreción del obispo de Roma. Añadió que, por ejemplo, el predecesor de Rivera, Juan Sandoval Iñíguez, tardó cuatro años en ser remplazado tras presentar su renuncia, en 1991.

RELACIONADO:  En solo 5 meses, Rubén Moreira declaró inocente a Humberto Moreira de lavar dinero

 

Al mismo tiempo, dos ex sacerdotes, Alberto Athié y Jesús Romero Colín, anunciaron que presentaron una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra Norberto Rivera por el presunto encubrimiento de 15 sacerdotes pederastas. Según los religiosos, el cardenal no informó de estos casos a autoridades civiles ni eclesiásticas, incumpliendo con el protocolo establecido por el Vaticano, pero, más grave aún, incurriendo en un delito penal al no dar parte a las autoridades, informaron en conferencia de prensa a las afueras de la PGR.

 

Añadieron que Rivera Carrera hizo uso de toda una serie de influencias que llegaron hasta la Santa Sede para evitar que los sacerdotes fueran procesados, y fueran sancionados según el derecho canónico únicamente, al enviar los expedientes al Vaticano con el mayor sigilo, informó «Animal Político«.

 

“Él (el Cardenal Norberto Rivera) dice que abrió un expediente de investigación, que Roma encontró elementos y que el Papa sentenció. (…) No hizo en paralelo ninguna acción para notificar a las autoridades mexicanas”, agregaron, en conferencia de prensa afuera de la PGR.

 

Si la renuncia de Rivera está relacionada con la acusación de los sacerdotes, es una pregunta abierta.

 

Staff