Matadero de SuKarne inaugurado por Peña se está acabando el agua de Durango y Coahuila - anonopshispano


Matadero de SuKarne inaugurado por Peña se está acabando el agua de Durango y Coahuila


Además, pobladores aseguran que el agua tiene altos niveles de arsénico; las reses beben de esa agua, lo que pone en riesgo la salud de miles de pobladores y consumidores



Peña, durante la inauguración de la planta de SuKarne, en marzo del 2016. FOTO: El Siglo de Durango

Peña, durante la inauguración de la planta de SuKarne, en marzo del 2016. FOTO: El Siglo de Durango

 

Lucero, Durango, 17 de mayo 2017 (anonopshispano.com).- La planta de la empresa cárnica SuKarne, inaugurada por Peña en 2016, se está terminando el agua de la región de la Comarca Lagunera en la que se instaló, y está dejando sin el vital líquido a miles de pobladores de la región. Lo peor, por la fuerte demanda de agua, se está extrayendo agua de mantos muy profundos, y esta agua está contaminada con arsénico, lo que podría provocar un desastre mayúsculo en la región, afectando a lugares como Lerdo, Gómez Palacio y Torreón.

Así lo denunciaron pobladores de Lucero, Durango, al semanario local El Demócrata. De acuerdo con representantes del pueblo, ubicado en una de las zonas más secas del territorio mexicano, en el municipio de Tlahualillo, la planta de carnes, que es considerada como la más grande América Latina, mantiene un promedio de 300 mil reses para ser sacrificadas, que consumen ingentes cantidades de agua. Además, tiene una planta laboral de seis mil personas, lo que equivale al consumo de una ciudad grande. Como resultado, en los alrededores, que nunca han disfrutado de abasto de agua constante, el líquido escasea, con la consecuente dificultad para trabajar y vivir. La poca agua disponible es turbia y con elevadas cantidades de arsénico. Ese mismo arsénico, aseguran, es consumido por el ganado y termina en los productos de SuKarne, lo que representa un peligro para millones de consumidores de esos productos.

La planta, ubicada en una de las zonas más agrestes y secas del país. FOTO: SuKarne

La planta, ubicada en una de las zonas más agrestes y secas del país. FOTO: SuKarne

 

La planta, denominada “Agroparque Lucero”, de 474 hectáreas e inaugurada en marzo del 2016 por Enrique Peña Nieto, el entonces gobernador del estado, Jorge Herrera Caldera, el de Coahuila, Rubén Moreira, y Jesús Viscarra Calderón, ex edil de Culiacán y dueño de la misma, requirió una inversión de 12 mil 500 millones de pesos. La planta se abrió de manera un tanto apresurada porque las autoridades de Monterrey, Nuevo León, donde se instalaría inicialmente, le negaron el permiso y le obligaron a desalojar instalaciones de Escobedo, al conocer la contaminación que generaría, principalmente debido a las emisiones de metano y la cantidad de desechos del ganado, así como la inmensa cantidad de agua que requeriría para funcionar, lo que superaba con creces los supuestos beneficios económicos, aunque esto fue desestimado por Sagarpa y finalmente se achacó a cuestiones de logística a pesar de la existencia de un estudio técnico de impacto ambiental.

RELACIONADO:  Diputado de Movimiento Ciudadano busca cobrar impuesto a las apps

 

De tal manera, los ejecutivos de la empresa buscaron una nueva ubicación y la hallaron en la zona de la Comarca Lagunera de Durango, en el municipio de Tlahualillo, con el beneplácito del gobierno estatal, que ignoró el dictamen previo de Nuevo León, y que, sospechan, recibió algún tipo de “estímulo” para permitir que se instalara la planta, en una región de por sí azotada por la sequía.

Pobladores aseguran que la planta, además de dejarlos sin agua, también pone en riesgo la salud de miles de habitantes de la región, quienes están expuestos a los desechos orgánicos generados por la planta y a las emisiones contaminantes del ganado, además de que el agua para consumo humano y animal está contaminada con arsénico. Esa misma, agua, dicen, es la que beben empleados de la planta y las mismas reses, lo que potencialmente podría tener impacto grave en el organismo de los consumidores.

 

Staff