Dirigente del PRD en Guerrero fue ejecutado con arma alemana comprada por Sedena - anonopshispano


Dirigente del PRD en Guerrero fue ejecutado con arma alemana comprada por Sedena


No es la primera vez que este armamento se ve involucrado en hechos delictivos



"No vendas armas al Estado mexicano", se lee en una protesta de los familiares de los 43 de Ayotzinapa. FOTO: Expediente Noticias

“No vendas armas al Estado mexicano”, se lee en una protesta de los familiares de los 43 de Ayotzinapa. FOTO: Expediente Noticias

 

Chilpancingo, Guerrero, 8 de mayo 2017 (anonopshispano.com).- Demetrio Saldívar Gómez, dirigente del PRD que fue ejecutado al pasado 19 de abril en la ciudad de Chilpancingo, fue asesinado con un arma propiedad de la Secretaría de la Defensa Nacional del régimen de Peña y fue fabricada en Alemania, según el reporte pericial de la Fiscalía de Guerrero, dado a conocer por el semanario “Proceso“.

 

El medio indica que en el informe de la Fiscalía, con la causa penal 0417, indica que el arma homicida fue identificada a raíz de la detención de “José Ángel P.” el pasado 28 de abril. en la misma ciudad de Chilpancingo. El sujeto, de 25 años, aún tenía en su poder el arma, la que por análisis periciales fue establecida como el arma usada. Se trata de una pistola Walther P99 tipo escuadra, de calibre 9 mm, identificada con la matrícula FB 58782, de fabricación alemana y adquirida por medio de Sedena. El arma en cuestión suele ser usada por policías estatales, aunque en todo momento Sedena lleva un registro teórico de su paradero, ya que los estados por sí solos no están facultados para comprar armas.

RELACIONADO:  Detectan en México a Pegasus, poderoso "supermalware" espía para iOS y Android

 

El dictamen pericial fue firmado por Salvador Montero Castañón, perito de la Fiscalía, y establece la concordancia entre los dfos cartuchos que se hallaron en el cuerpo del político y los usados por el arma en poder del detenido, por lo que fue vinculado a proceso. Sin embargo, el hombrfe alega que fue “levantado” por un grupo armado en el municipio de Eduardo Neri y entregado a policías, para que se declarara culpable, mediante tortura.

 

El uso de estas armas alemanas, particularmente en el estado de Guerrero, ha estado en permanente polémica, ya que se han vinculado a diversos hechos delictivos, incluyendo la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y diversos ataques de grupos armados a comunidades locales. El asunto fue de tal magnitud que el propio congreso alemán realizó en 2014 una investigación acerca de la compra de armas ilegales fabricadas en aquel país y ligadas a crímenes y violaciones a derechos humanos. Otras fueron adquiridas legalmente, pero fueron entregadas a corporaciones policíacas y el paradero de muchas armas es desconocido.

 

Además, los gobiernos de Guerrero, del ex gobernador Ángel Aguirre, el interino Héctor Ortega y el actual, de Héctor Astudillo, destinaron inmensos montos a la compra de armas de manera irregular por más de 19 millones de pesos, de manera totalmente opaca, pues ni Sedena ni los gobiernos estatales han transparentado el proceso de compra y reparto de este armamento, por lo que se teme que gran parte del mismo haya terminado en manos del crimen organizado.

 

Staff