¿Para más rating? Marchas #VibraMéxico y #MexicanosUnidos se acusan de mutuo sabotaje - anonopshispano


¿Para más rating? Marchas #VibraMéxico y #MexicanosUnidos se acusan de mutuo sabotaje


Las marchas serán simultáneas, pero en lugares distintos. «Hay puntos en desacuerdo», afirman



Las marchas. Discrepancias. FOTO: Especial

Las marchas. Discrepancias. FOTO: Especial

 

México, 11 de febrero 2017 (anonopshispano.com).- En lo que fácilmente puede ser interpretado como una muestra de divisionismo, de afán de protagonismo político, o para otros, una medida de marketing desesperado ante el escaso impacto que ha generado la convocatoria a las diferentes marchas de corte derechista-patrioterista (percibidas ampliamente como de apoyo a Enrique Peña Nieto) que están convocadas para este fin de semana en la ciudad de México, las distintas organizaciones convocantes sostienen desde este viernes una serie de disputas en las redes sociales, pues serán simultáneas, pero separadas, y esto, dicen, fomenta la división, informó el diario oficialista «El Universal«.

Ambas marchas son percibidas como en apoyo a Peña. FOTO: Twitter @AleMondras

Ambas marchas son percibidas como en apoyo a Peña. FOTO: Twitter @AleMondras

 

El desencuentro ha sido protagonizado por María Elena Morera Mitre e Isabel Miranda de Wallace, ambas autodenominadas activistas, ligadas al régimen de Peña y organizadoras de las marchas llamadas «Vibra México» y «Mexicanos Unidos», respectivamente. Ambas marchas están programadas para el domingo 12 de febrero, a las 12. Mientras que la primera asegura ser apartidista, y en defensa de la «dignidad mexicana» frente a las supuestas agresiones de Donald Trump, la segunda se manifiesta abiertamente a favor de Enrique Peña Nieto. Sin embargo, la primera goza de toda una maquinaria de propaganda en los medios afines al oficialismo, y ya ha sido respaldada por diversas ONG y por instituciones, lo que ha despertado fuertes críticas, pues incluso rectores de universidades públicas han anunciado su participación a título institucional, no personal.

 

Una de las marchas prevé partir del Auditorio Nacional para llegar al Ángel de la Independencia, lugar en el que a las 2 de la tarde se entonará el himno mexicano y se disolverá. Por su parte, el evento de Wallace será a la misma hora, en el Hemiciclo a Juárez, con una agenda aún no definida. De esta manera, las marchas de ninguna manera tendrán contacto. Estarán separadas por poco más de dos kilómetros, en un tramo que comprende, entre otros puntos, el Antimonumento a los 43 normalistas de Ayotzinapa, el que, al parecer, se desea evitar a toda costa.

 

Debido a esto, Mortera ha acusado a Wallace de interferir con la imagen de unidad que busca proyectar en su marcha y tachó de «insensato» y «absurdo» que se busque dividir lo que, aseguran, es un movimiento incipiente «en defensa de México». Wallace le respondió en un video, en el que afirma que debe haber «pluralidad de ideas» y dijo que no estaban de acuerdo en algunos puntos, por lo que decidió hacer su marcha, pero que «respeta» y «exige respeto».

RELACIONADO:  Suspenden 'spot' de AMLO que criticaba el derroche del costoso avión de @EPN

Ambas marchas afirman que buscan la «unidad» de los mexicanos y son percibidas como intentos de reforzar la imagen de Enrique Peña Nieto, quien se encuentra en uno de los niveles más bajos de aprobación de que se tenga memoria. Critican que muchos de los que salen a marchar este fin de semana ahora se erijan en defensores de la libertad de manifestación, cuando han satanizado a manifestantes como la CNTE o los que exigen justicia para Ayotzinapa. Sin embargo, muchas organizaciones, como Cencos, han dicho abiertamente que marcharán contra Peña.

Ambas mujeres están fuertemente ligadas a los intereses de la burguesía, el clero y el régimen. María Elena Morera, de la organización «Causa en Común», fue una de las artífices de la marcha que en 2011, salió a exigir seguridad a Felipe Calderón vistiendo de blanco, como medida de presión ante el repunte en crímenes contra la propiedad, a pesar de tener fuertes nexos con el secretario de Calderón en seguridad pública, Genaro García Luna. Miranda de Wallace, por su parte, dirige la organización «Alto al Secuestro», que fundó tras el controvertido caso del supuesto secuestro y muerte de su hijo en la década pasada, en el que se le acusó de falsear pruebas y participar en torturas contra los presuntos responsables.

 

La marcha «Vibra México», en particular, ha recibido fuerte apoyo mediático. Sin embargo, sigue siendo una incógnita cuánta gente participará al margen de las convocatorias de las organizaciones, y muchos aseguran que el supuesto «desacuerdo» es un último intento de elevar el «rating» ante la indiferencia generalizada de una sociedad que, cada vez más, se percata de que el verdadero enemigo está en casa, y aunque no lo estuviera, las divisiones en México son tan profundas, que ningún patrioterismo ramplón puede salvarlas.

 

Staff