La Gran Muralla China se volverá aún más formidable, anuncia el gobierno chino - anonopshispano


La Gran Muralla China se volverá aún más formidable, anuncia el gobierno chino


Pero no es la Gran Muralla iniciada en la dinastía Qin; sino del sistema de censura de la red más sofisticado del mundo



La Gran Muralla China. FOTO: TerraThailand

La Gran Muralla China. FOTO: TerraThailand

 

Beijing, China, 26 de enero 2017 (anonopshispano.com).- Pocas cosas en la Red inspiran tanto respeto (y hasta cierto temor, podría decirse) como la Gran Muralla China. Pero no nos referimos a aquella legendaria fortificación comenzada a construir cerca del 221 a.C. por el Emperador Qin Shi Huang, sino a algo mucho más reciente: la serie de medidas de regulación del tráfico de internet que emplea un sinnúmero de técnicas para censurar la Red en China, tanto en tráfico entrante como saliente. Un anuncio reciente del gobierno chino, ya de por sí uno de los peores enemigos de la libertad digital en el mundo, parece indicar que esta Muralla será aún más formidable. e infranqueable, de acuerdo con una nota de «The Hacker News«.

 

La Gran Muralla China se las arregla para, a través del proyecto Golden Shield (Escudo de Oro), bloquear sitios web a voluntad y hasta bloques enteros de tráfico. Así, sitios que en Occidente nos parecen cosa de todos los días, allá simplemente no existen. Y esto vale para Google, Facebook, Twitter, Hotmail, Dropbox, The Pirate Bay y hasta algunas secciones de Wikipedia. Todos estos sitios, sean  enteros o en parte, están bloqueados para el usuario medio en China, una legión de 730 millones en 2016. De hecho, 171 de los 1000 sitios web más populares del mundo están bloqueados de una u otra forma en China.

Sitios populares bloqueados en China. FOTO: thecoffeedrinker.wordpress.com

Sitios populares bloqueados en China. FOTO: thecoffeedrinker.wordpress.com

 

Sin embargo, siempre se halla una forma de evadir la censura, y aunque en los inicios muchos ciudadanos usaban proxies, Tor y otras maneras de evadir la censura, el creciente tráfico masivo y consiguiente saturación hizo que muchas empresas que ofrecen el servicio de VPN (red privada virtual, una conexión cifrada entre dos computadoras que permite redirigir tráfico sin posibilidad de ser interceptado) pusieran sus ojos en la nación asiática. Así, millones de chinos pueden acceder a los sitios «prohibidos» con cierto nivel de seguridad a un costo relativamente bajo, aunque corriendo el riesgo de ser arrestados ante el más ligero error. Sin embargo, poder leer en internet cosas como lo relativo a la masacre de Tiananmen (algo que está terminantemente prohibido) es un verdadero lujo en esa región del mundo, que destina miles de empleados gubernamentales simplemente a la tarea de monitorear las redes para detectar e identificar disidentes.

RELACIONADO:  Ladrón de transporte público es ultimado a tiros por 'vengador anónimo' en Ecatepec

Pero esto ya no le hace mucha gracia al llamado Partido Comunista de China, por lo que esta semana anunció una serie de duras medidas encaminadas a prohibir el uso de VPN. Así, el Ministerio de Industria y Tecnologías de la Información anunció que realizará un operativo de 14 meses destinado a detectar y neutralizar las conexiones «no supervisadas». Por medio del decreto, usar u operar un servicio de VPN sin aprobación del gobierno se convierte en un crimen, y todas las empresas que deseen prestar este servicio deberán, literalmente, darle la llave al gobierno para espiar a los usuarios, reportó el South China Morning Post.

 

Aún más, los proveedores de internet (ISP), los proveedores de servicios «en la nube» y quien quiera que tenga injerencia en el tráfico del usuario deberá implementar una política de auto-censura, que les obliga a identificar, neutralizar y reportar cualquier actividad «ilegal», en el sentido más amplio del término (por ejemplo, leer esta misma nota es ilegal en China).

 

El gobierno defendió lo indefendible diciendo que las nuevas tecnologías «muestran signos de crecimiento desordenado que requieren una regulación urgente», con la finalidad de «fortalecer el manejo de la seguridad de las tecnologías de la información». Es decir, un simple eufemismo para censurar la Red.

 

El operativo ya está en vigor, y será aplicado hasta el 31 de marzo del 2018, cuando se decida si se sigue en la misma línea o se endurece aún más, si es que eso es posible.

 

Staff