Eruviel Ávila aprovecha tragedia de Tultepec para presumir las bondades de su gobierno - anonopshispano


Eruviel Ávila aprovecha tragedia de Tultepec para presumir las bondades de su gobierno


El gobernador hizo gala de la infraestructura de “primer mundo” que su gobierno le ha dado al Estado de México. De la certificación que su gobierno brindó al mercado de San Pablito, ni una palabra



Eruviel Ávila y su intensa actividad en redes sociales. FOTO: Facebook Eruviel Ávila

Eruviel Ávila y su intensa actividad en redes sociales. FOTO: Facebook Eruviel Ávila

 

Toluca, Estado de México, 21 de diciembre 2016 (anonopshispano.com).- Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, fue objeto de severas críticas este miércoles, tras realizar publicidad no tan encubierta de la infraestructura médica de “primer mundo” del hospital de alta especialidad de Zumpango, en plena crisis por la tragedia de Tultepec, que ha dejado hasta el momento 32 muertos, 47 desaparecidos y más de 60 heridos. Posteriormente, ya por la tarde, se “colgó” la medallita del traslado de un menor a un hospital de Galveston, Texas, que se realizó gracias a las gestiones de una fundación.

 

El martes por la noche, Eruvel Ávila, quien colocó un moño negro en su perfil en señal de duelo por los fallecidos, transmitió en vivo via Facebook Live desde el hospital de alta especialidad de Zumpango, cercano al lugar de la tragedia, y al que fueron trasladadas personas afectadas por la explosión del mercado de San Pablito. Antes de comenzar el recorrido, advirtió que, “por respeto”, no mostraría a personas lesionadas. Una vez comenzada la transmisión, el gobernador aprovechó para mostrar con lujo de detalles los instrumentos de “primer mundo” con los que cuenta el hospital.

Ávila hizo reiterada mención del equipo de alta tecnología del nosocomio, apenas ocupándose de los pacientes. Según reseñó “Animal Político“, Eruviel Ávila hablaba con un médico acerca del estado de una mujer que presentó quemaduras en el 80 por ciento del cuerpo, y apenas dio tiempo a que el galeno diera el parte médico, cuando estaba elogiando la tecnología del hospital, haciendo varias preguntas, no sobre los pacientes, sino sobre los aparatos “de punta” del hospital. Ya al finalizar la transmisión, se acercó a algunos familiares de pacientes y les pidió que no se preocuparan, que su gobierno se haría cargo de “todos los gastos” de los lesionados.

RELACIONADO:  Hallan calcinados a dos surfistas australianos en #Sinaloa

 

El segundo episodio ocurrió por la tarde, cuando Ávila realizó una transmisión desde el aeropuerto de Toluca, para anunciar que uno de los niños lesionados , de nombre Juan Carlos, de 13 años de edad, sería trasladado al hospital Shriners de Galveston, en Texas, especializado en niños quemados, desde el hospital materno-infantil de Xochimilco, en la ciudad de México.



Ávila hizo mención de diversos funcionarios de su entidad y del gobierno de la ciudad de México, y en su publicación parece aludir a que gracias a ellos es que se logró el traslado del menor, cuando les gestiones principales, así como el cuidado de los niños, fueron realizadas por la fundación Michou y Mau, especializada en niños quemados, y que dirige la comunicadora Virginia Sendel. La fundación inclusive anunció que se están realizando las gestiones para trasladar a otra niña al mismo lugar. Sin embargo, en su transmisión Ávila solo lo menciona brevemente, y se limitó a colocar un mensaje de agradecimiento en su cuenta de Facebook.


 

En redes sociales se ha criticado la actitud del gobernador, pues a decir de los internautas, parece más preocupado por hacer caravana política que por los lesionados y fallecidos. Además, se le recordó que su propio gobierno había certificado como “seguro” al mercado en cuestión.

 

En meses pasados, Eruviel Ávila patrocinaba segmentos en el desaparecido programa de Laura Bozzo en Televisa, en el que todos los días se mostraba a personas que eran atendidas con “tecnología de punta” en los hospitales del Estado de México, particularmente en el de alta especialidad de Zumpango, el de Tlanepantla y el de Ecatepec.

 

 

Staff