Detienen a dos sacerdotes acusados de abusar sexualmente de al menos 60 niños sordos - anonopshispano


Detienen a dos sacerdotes acusados de abusar sexualmente de al menos 60 niños sordos


Uno de los curas tiene acusaciones de abuso sexual desde los años 50 en Italia, pero huyó a Argentina con el visto bueno del Vaticano



Nicola Corradi (izq.) y Horacio Corbacho, acusados de abusar sexualmente de niños en un colegio para sordos. FOTO: Mendoza Post / Especial

Nicola Corradi (izq.) y Horacio Corbacho, acusados de abusar sexualmente de niños en un colegio para sordos. FOTO: Mendoza Post / Especial

 

Mendoza, Argentina, 1 de diciembre 2016 (anonopshispano.com).- Dos curas acusados de practicar una serie de espeluznantes abusos sexuales a niños sordos han envuelto a la iglesia católica en una nueva tormenta mediática en Argentina, al trascender la noticia de su detención, en la propia patria del papa Francisco.

 

Los sacerdotes acusados son Nicola Bruno Corradi, de 82 años y Horacio Hugo Corbacho, de 56, quienes impartían clases a niños sordos de ambos sexos del Instituto Antonio Próvolo, una escuela especial de internado, propiedad de «la Compañía de las Hermanas de María», ubicada en la localidad de Luján, en Mendoza, Argentina. Según testimonios recogidos por la Fiscalía, hasta 60 niños habrían sido abusados por los religiosos. Corradi había sido denunciado hace 60 y hace 32 años en Italia por abusos sexuales, pero logró ser absuelto, huyendo a Argentina con el beneplácito y el dinero del Vaticano, para asumir la dirección de esa escuela. Ahora enfrentará nuevos cargos, a pesar de su avanzada edad, informó el Mendoza Post.

El sacerdote Horacio Corbacho. FOTO: Archivo

El sacerdote Horacio Corbacho. FOTO: Archivo

 

Según el parte judicial, los sacerdotes y sus ayudantes, particularmente un monaguillo y un empleado del Instituto, instauraron una verdadera casa del terror en la escuela, aprovechándose de sus puestos directivos, y llevaron a cabo verdaderos episodios macabros de abuso a los niños. Los sujetos aprovechaban cuando algunos niños salían con sus familias los fines de semana, y aprovechando la soledad de la escuela, abusaban de los que se habían quedado. Corrodi, afirma el fiscal Fabricio Sidoti, prohibió a los niños utilizar el lenguaje de señas, con la finalidad de no ser denunciado.

RELACIONADO:  Inflación en mayo en México, la más alta en 8 años (y aún falta)

Los cuatro sujetos permanecen detenidos en la comisaría de Carrodilla, a la espera de ser trasladados a una prisión y comenzar la entrega de las pruebas incriminatorias.

 

Los abusos tuvieron lugar durante varios años, aproximadamente desde la llegada de Corradi a la escuela, ubicada en una zona rural de Mendoza, alejada de los grandes centros urbanos, en 1984. Ahí, padres de escasos recursos que confiaban la educación de sus hijos nunca imaginaron que los directivos cometían serios abusos contra los niños.

El Instituto Provolo, lugar de los espeluznantes hechos. FOTO: La Voz del Interior

El Instituto Provolo, lugar de los espeluznantes hechos. FOTO: La Voz del Interior

 

Fue hasta muy recientemente, que una exalumna a la que solo se conoce con el nombre clave de «Ayelén» se acercó a la Legislatura de Mendoza, particularmente a la senadora Daniela García, para narrarle los horrores a los que eran sometidos los niños de esa escuela. El caso llegó hasta oídos del procurador Alejandro Gullé, quien ordenó una investigación, la que se encuentra en curso. Las primeras pesquisas arrojaron que alrededor de 60 niños (aunque podrían haber sido muchos más) fueron víctimas de los abusos de estos sacerdotes, quienes ahora son una espina en el pie de la iglesia católica, y particularmente para Francisco I, quien, en su carácter de argentino, deberá prestar especial atención a este grave caso.

 

Staff