Gobierno de México echa la casa por la ventana; salario mínimo subirá 7 pesotes - anonopshispano


Gobierno de México echa la casa por la ventana; salario mínimo subirá 7 pesotes


En 25 años, el salario ha perdido casi el 85% de su poder de compra



7 pesos de aumento. FOTO: Archivo

7 pesos de aumento. FOTO: Archivo

 

México, 1 de diciembre 2016 (anonopshispano.com).- Después de las fuertes críticas a los altos sueldos de sus directivos y la oscura metodología con la que determina los incrementos salariales de cada año, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) decidió hacer derroche de “generosidad” y anunció un aumento al salario mínimo de 9.3%, para quedar en 80.04 pesos al día, a partir del 1 de enero de 2017.

 

Así lo informó por medio de sus redes sociales, en las que detalló que el monto mínimo de percepciones para un trabajador mexicano pasará de 73.04 a 80.04 pesos por jornada; es decir, un incremento de 7 pesos. De estos 7 pesos, 3 son el aumento oficial y 4 corresponden a un “monto independiente de recuperación” (MIR), destinado a los trabajadores que perciben este salario, de acuerdo con lo aprobado por sus funcionarios “por unanimidad”.

 

La Conasami aseguró que la aplicación de este monto se tenía prevista desde el año pasado, pero que no se había aplicado “por el entorno adverso”, a pesar de que México es el país de la OCDE con el peor salario medio.

RELACIONADO:  Anuncia el régimen de Peña el peor "gasolinazo" en 18 años

El problema de los bajos salarios en México data de varios años, pues el costo de la vida se fue incrementando sin que los sueldos subieran, con lo que poco a poco fueron perdiendo poder adquisitivo; es decir, lo que pueden comprar. Según un estudio de la UNAM, en 1987 el salario mínimo era del equivalente a 6.47 pesos diarios, y bastaba trabajar poco menos de 5 horas para poder comprar una canasta básica alimentaria. Para 2012, el salario mínimo requería 25 horas de trabajo, pero para el 2016, ya son 34 horas las que se requiere trabajar ganando el mínimo para hacerse de una canasta básica.

En total, en 25 años, el salario ha perdido cerca del 85% de su poder de compra, y cada año se ha ido rezagando más, pues los brutales aumentos a combustibles, electricidad y alimentos lo han llevado al límite. A pesar del anuncio de la Conasami, es poco probable que el alza alcance a mitigar los aumentos de precios que se esperan para el otro año, especialmente debido a la liberalización del precio de los combustibles, lo que aumentará los precios de una forma aún no cuantificada.

 

Staff