Mujer demanda a Zara tras hallar rata muerta en un vestido - anonopshispano


Mujer demanda a Zara tras hallar rata muerta en un vestido


La mujer adquirió el vestido, fabricado en Turquía, por 40 dólares



Cailey Fiesel y el polémico vestido. FOTO: New York Post

Cailey Fiesel y el polémico vestido. FOTO: New York Post

 

Nueva York, 15 de noviembre 2016 (anonopshispano.com).- Una mujer neoyorquina de 24 años de edad ha demandado a la cadena global de tiendas Zara tras haber hallado el cadáver de un roedor entre la tela de un vestido que adquirió en una sucursal de la empresa del español Amancio Ortega, uno de los hombres más ricos del mundo, informó el «New York Post«.

 

Según la mujer, de nombre Cailey Fiesel, el pasado mes de julio acudió a una sucursal ubicada en Greenwich, Connecticut, a adquirir un vestido, a un precio de 40 dólares. Días después, al estrenar el vestido en su jornada laboral, ella y sus compañeros notaron un «olor inquietantemente penetrante».

 

Al revisar la prenda, observó lo que parecía ser «un hilo» que colgaba de la prenda, pero al revisarlo a detalle, vio un bulto y fue cuando se dio cuenta que en realidad se trataba de una rata muerta, entre la costura del vestido.

 

Noté que algo me rozaba la pierna y pensaba que era una costura. Cuando fui a tirar de ella, vi que no era un hilo, y que había algo más dentro. Al principio pensé que se les había quedado un sensor, pero cuando le di la vuelta al vestido vi que en realidad era un ratón, afirmó Fiesel.

El roedor en el vestido. FOTO: TMZ

El roedor en el vestido. FOTO: TMZ

 

RELACIONADO:  A dos años del aumento, el Metro CDMX se queja otra vez de que "no tiene dinero"

Además del obvio mal rato, Fiesel aseguró haber desarrollado una infección cutánea por el contacto con el roedor, de acuerdo con un testimonio médico, así como lesiones personales y angustia emocional, por lo que presentó una demanda ante una corte de Manhattan.

El roedor en el vestido. FOTO: TMZ

El roedor en el vestido. FOTO: TMZ

 

La prenda fue fabricada en Turquía y la empresa dijo estar investigando cómo fue que el roedor llegó hasta el vestido sin que nadie se percatase. Zara afirmó que sigue «estrictas normas sanitarias y de calidad» y dijo que era un incidente aislado.

 

Zara y su matriz Inditex han estado envueltas en diversas polémicas. Hace unos meses, la empresa fue objeto de severos cuestionamientos por el presunto uso ilegal de mano de obra infantil en Asia como parte de sus procesos de fabricación. Las acusaciones fueron negadas, pero nunca se presentaron pruebas de que efectivamente haya cesado la práctica.

 

Staff