Facebook recibe fuertes críticas por censurar histórica foto de Vietnam - anonopshispano


Facebook recibe fuertes críticas por censurar histórica foto de Vietnam


La red social enfrenta cada vez peores críticas, por sus unilaterales y restrictivas políticas. Los usuarios, a pesar de ser la materia prima de Facebook, carecen de voz y voto en sus «normas comunitarias»



Facebook. Censura. FOTO: Original de express.co.uk. Alterada digitalmente para cumplir con las normas comunitarias de Facebook.

Facebook. Censura. FOTO: Original de express.co.uk. Alterada digitalmente para cumplir con las normas comunitarias de Facebook.

 

San Francisco, California, 9 de septiembre 2016 (anonopshispano.com).- La red social Facebook es la más utilizada del mundo. Prácticamente no hay un solo medio importante del mundo que no tenga una página en la red social, para interactuar con sus seguidores y dar a conocer sus contenidos. Facebook no genera ningún contenido, pero percibe miles de millones de dólares en publicidad y es, hoy por hoy, el medio de comunicación más importante que existe en el mundo digital.

 

Sin embargo, dista mucho de ser libre. Facebook es un medio que abiertamente se otorga prerrogativas que hubieran asustado al mismísimo George Orwell, con políticas tachadas de incomprensibles y hasta fascistas. Desde su política de exigir a los usuarios que usen sus nombres reales, que ha colocado a innumerables disidentes políticos y activistas en riesgo, hasta sus normas comunitarias, que pocos entienden perfectamente, la red social ejerce un rígido control sobre lo que puede y no permitirse en sus servidores.

 

Según la red social, esto lo hace para proteger a la comunidad. Y, a pesar del pomposo nombre de «comunitarias», los usuarios de dicha «comunidad» no tienen voz ni voto en esta clase de decisiones, a pesar de que gracias a ellos es que Facebook existe. Y, por lo pronto, no existe un competidor realmente serio para Facebook, de tal suerte que el usuario medio se ve obligado a acatar estas normas. Algunos usuarios abusivos o competidores incluso ven en reportar contenido reiteradamente un medio para quitar de enmedio a ciertas páginas que les resultan incómodas, algo cada vez más frecuente y que continúa ocurriendo con absoluta impunidad.

 

De este modo, quien se atreva a desafiar las normas de la empresa de Mark Zuckerberg puede verse orillado a que su contenido sea borrado, su perfil suspendido y hasta sus páginas, en las que se invierten cientos de horas de trabajo, sean simple y sencillamente eliminadas, causando millones de dólares en pérdidas para los afectados.

 

Algunas de estas eliminaciones parecen ser legítimas y justificadas, cuando se trata de contenido abusivo o de carácter delictivo. Sin embargo, Facebook parece tener poco criterio para distinguir entre imágenes abusivas y contenido legítimo compartido con fines de interés público, bajo la premisa de que «debe proteger a la comunidad» de contenidos sensibles. No hay alternativa. O uno obedece, o queda fuera. No hay más.

 

Facebook está en medio de fuertes críticas, precisamente por esta falta de criterio. Resulta que el autor noruego Tom Egeland colocó hace unos días una recopilación de fotos históricas en la página de Facebook del Aftenposten, el diario noruego para el que trabaja. Entre estas imágenes se hallaba la famosa foto de la niña vietnamita Phan Thi Kim Phuc, tomada hace 44 años y que refleja la desesperada situación de los afectados por la Guerra de Vietnam. En la fotografía, se aprecia a la niña, completamente desnuda, huyendo de los bombardeos de napalm.

La fotografía en cuestión (alterada digitalmente para cumplir con las normas comunitarias de Facebook). FOTO: Nick Ut / Ap / Especial

La fotografía en cuestión (alterada digitalmente para cumplir con las normas comunitarias de Facebook). FOTO: Nick Ut / Ap / Especial

 

La fotografía en cuestión, tomada por el fotógrafo Nick Ut, de la Associated Press, jugó un importante papel en la creación de conciencia respecto al problema y es considerada una de las imágenes más icónicas del siglo XX. Sin consideración alguna por la importancia histórica y fotográfica de la imagen, Facebook decidió simple y sencillamente eliminarla, como es su costumbre, tras enviar un mensaje amenazador al diario pidiendo que «eliminara o pixelara la imagen» (algo que, dicho sea de paso, raramente hace. Simplemente se limita a eliminar el contenido y amenazar a quien la subió y los demás administradores de la página en cuestión con el borrado de su página mediante un bloqueo temporal a sus cuentas, que puede ir desde minutos hasta semanas).

 

Cuando el diario publicó una crítica a la acción de Facebook, la red social también la eliminó, bajo la premisa de que no se permite ningún tipo de imágenes de desnudos, ni siquiera de importancia estética, fotográfica o histórica. El perfil del editor responsable de subirla también fue bloqueado, con una advertencia de que no volviera a subir la imagen.

RELACIONADO:  Llegó el "Día del Juicio" para Microsoft: Filtran el preciado código fuente de Windows 10

 

Como resultado, Espen Egil Hansen, el editor responsable, publicó una carta abierta a Facebook dirigida a Mark Zuckerberg en la que, en duros términos, la recrimina la falta de criterio de la plataforma y que se ha viralizado en las últimas horas.

 

Querido Mark Zuckerberg,

Te sigo en Facebook, pero tú no me conoces. Soy el jefe de redacción del periódico noruego Aftenposten. Te escribo esta carta para informarte de que no voy a cumplir con tu exigencia de eliminar la fotografía documental de la Guerra de Vietnam que tomó Nick Ut.

Ni ahora ni en el futuro.

Tras explicar cómo Facebook le había enviado un email para que suprimiera la imagen, y cómo tan sólo 24 horas después -“y antes que pudiera emitir mi respuesta”- Hansen asegura que la red social decidió borrar tanto el artículo como la imagen directamente.

“Elimine o pixele esta fotografía”, le pidió Facebook al diario noruego.

Hansen dice sentirse “molesto, decepcionado e incluso asustado”:

Escucha, Mark, esto es serio. Primero creas normas que no distinguen entre pornografía infantil y famosas fotografías de guerra.

Y, después, pones en práctica esas normas sin dar espacio al buen criterio.

Finalmente, hasta censuras las críticas y la discusión sobre la decisión. Y castigas a quien se atreve a alzar la voz para criticarte.

[…]

Querido Mark, eres el editor más poderoso del mundo. Eres difícil de evitar, pero no queremos evitarte porque nos ofreces un gran canal para distribuir nuestro contenido.

Queremos llegar a ti con nuestra forma de hacer periodismo.

Pero tras los elogios, Hansen pasa a las críticas:

Estás restringiendo mi espacio para ejercer mi responsabilidad editorial.

Creo que estás abusando de tu poder y me cuesta creer que lo hayas pensado detenidamente.

 

La empresa se mantuvo en silencio unas horas, pero cuando muchos noruegos desafiaron sus normas colocando la imagen en sus perfiles o manifestándose al respecto, incluyendo la primera ministro de ese país, Erna Solberg, comenzó a eliminar en masa las publicaciones, lo que le acarreó más críticas.

Usuario de Imgur hace mofa de las políticas de Facebook, diciendo que de este modo no sería censurada la imagen. FOTO: Imgur.com

Usuario de Imgur hace mofa de las políticas de Facebook, diciendo que de este modo no sería censurada la imagen. FOTO: Imgur.com

 

Horas después, salió al paso con un corto comunicado diciendo que «reconocía la importancia histórica de la imagen en documentar un momento en particular» y echó atrás su decisión, considerada de forma unánime como vil y llana censura. Agregó que «en ocasiones sus reglas son menos sutiles de lo que quisieran», pero que son necesarias en una plataforma global, y que a veces «es difícil distinguir entre situaciones que muestran la imagen de un niño desnudo». Prometió que «intentarán mejorar sus políticas» mientras que mantendrán un ambiente de «respeto» en las mismas. Hace meses, durante una conferencia en vivo, Zuckerberg afirmó que Facebook «no es una empresa de medios, sino tecnológica». Sea intencional o no, Facebook ahora juega un rol crítico en la distribución de noticias, opinó Jeff Jarvis, profesor de periodismo en la Universidad de Nueva York, quien aboga porque Facebook cuente con un profesional independiente que verifique las imágenes compartidas con fines periodísticos.

 

Si esto causa un cambio en las políticas de Facebook, o si es simplemente una situación del momento, está por verse. Lo que es seguro es que muchos usuarios han comenzado a abandonar Facebook por su cuenta, y si bien casi todos los portales de noticias tienen canales en Facebook, la experiencia de ser un lugar de expresión entre amigos y una comunidad cada vez se va perdiendo más, precisamente a causa de sus políticas tan restrictivas y contrarias a la libertad de expresión.

 

Si alguien aprovecha este descontento y lo capitaliza de una manera que pueda ofrecer una alternativa seria a Facebook, es muy posible que pronto descubramos que el todopoderoso y temible gigante azul, después de todo, quizá tenga pies de barro, y quién sabe, tal vez un lugar ya preparado al lado de MySpace y MSN Grupos.

 

NOTA: Las imágenes de este artículo fueron deliberadamente censuradas, a fin de evitar nosotros mismos ser censurados.

 

Staff (Con información de La Opinión / Al-Jazeera)