Fiscalía de #Veracruz intenta criminalizar a periodista secuestrada diciendo que "tenía nexos con el narco" - anonopshispano


Fiscalía de #Veracruz intenta criminalizar a periodista secuestrada diciendo que «tenía nexos con el narco»






En medio de un procedimiento que se ha vuelto habitual en cuanto ocurre un nuevo caso de agresiones a periodistas o civiles en el peñismo, y muy especialmente en el estado de Veracruz, la fiscalía de Veracruz ha respondido al secuestro de la periodista Anabel Flores Salazar con la criminalización de la víctima. En otras palabras, ha justificado su desaparición alegando que la reportera tenía nexos con el crimen organizado.

anabelveracruz

La periodista desaparecida. FOTO: Archivo.

ACTUALIZACIÓN: Desafortunadamente, la periodista Anabel Flores ha sido hallada muerta en el estado de Puebla el martes 9 de enero. Más información aquí.

 

Veracruz, 9 de febrero 2016 (anonopshispano.com).- Como ayer informamos, sicarios irrumpieron la madrugada de este lunes en el domicilio de la reportera, ubicado en la unidad habitacional Puente Grande, en Mariano Escobedo, a las afueras de la ciudad de Orizaba, con lujo de violencia, subiéndola a un vehículo con rumbo desconocido. Los familiares dieron aviso a las autoridades dos horas después y denunciaron la desaparición de manera formal a las pocas horas en la fiscalía local, donde se abrió la carpeta 211/2016, informó el semanario Proceso.

 

El hecho provocó la inmediata movilización de los cuerpos de emergencia y seguridad estatales, e inclusive el propio Javier Duarte emitió un mensaje en Twitter asegurando que ‘se realizaban operativos’ para dar con el paradero de la periodista de El Sol de Orizaba, El Sol de Córdoba y El Buen Tono, todos ellos diarios de corte oficialista afines a Duarte.

 

Sin embargo, y casi de manera paralela, la fiscalía estatal se apresuró a emitir un comunicado de prensa en el que destacó que una de las líneas de investigación es la de los «probables vínculos» de Anabel Flores con Víctor Osorio Santacruz «El Pantera», a quien se acusa de ser miembro de Los Zetas en la zona de Orizaba y que fue detenido el 30 de agosto del 2014.

RELACIONADO:  Assange recomienda a Maduro adoptar la constitución saudita "para tener contento a EEUU"

 

Este caso no es el único en que el gobierno de Duarte ha buscado criminalizar a las víctimas de desaparición forzada o asesinato. A fines del año pasado, la madre de otra joven desaparecida, Fernanda Rubí Salcedo Jiménez, confrontó a Javier Duarte en la ciudad de Orizaba, reclamándole no haber hecho lo suficiente por buscar a su hija, hecho que fue ampliamente comentado en las redes sociales. La respuesta de Duarte fue ordenar la publicación de un amplio reportaje en el diario oficialista El Buen Tono asegurando que la joven tenía nexos con los Zetas.

 

También en el año pasado, el brutal asesinato de Rubén Espinosa, fotoperiodista veracruzano que se vio obligado a huir al DF por amenazas a su seguridad, junto con otras cuatro personas (caso que aún sigue sin ser aclarado), originó «líneas de investigación» de la procuraduría del DF que intentaron acallar los rumores de involucramiento del gobierno duartista mediante la criminalización mediática de las víctimas.

 

En los últimos años, 12 periodistas han sido asesinados, y 5 permanecen desaparecidos en el estado, sin que un solo caso haya sido aclarado de manera satisfactoria, y en medio de fuertes señalamientos en contra de Javier Duarte, quien ha pedido públicamente a periodistas «hablar bien» de Veracruz, y que en el 2011 llegó al extremo de ordenar la detención de dos usuarios de Twitter bajo cargos de «terrorismo» por presuntos mensajes de emergencia falsos enviados a través de la red social. Aunque originalmente se buscaba una pena de 30 años de cárcel para los jóvenes, la presión social hizo desistir al gobierno de Veracruz, y finalmente fueron liberados bajo fianza.

 

Staff